viernes, 27 de febrero de 2009

Little Miss Sunshine

Sesenta y seis grados, treinta minutos, cuarenta segundos norte.
A esa latitud se encuentra el Círculo Polar Ártico.

Son tus manos en mi pelo, Son tus caricias al mentir, Sentir tu aliento en mis labios. Sírveme tibio, sin fuerzas ni para reír.Mírame pero no me veas, Vuélveme loco.Vayamos juntos al mar, Ahógame entre las olas, Volvamos a empezar. Sírveme tibio, sin fuerzas ni para reír.

El mundo se está volviendo egoista pero yo no quiero vivir en ningun sitio.
Cuando hace frío la mayoria de las cosas van más deprisa o llegan antes, me refiero a las casualidades. Me encanta que haga frío.
Es necesario que la vida tenga sus ciclos ¿Tú conoces algo que dure siempre?
Es bueno que las vidas tengan varios círculos. Pero la mía, mi vida, sólo ha dado la vuelta una vez y no del todo. Falta lo más importante...

4 comentarios:

  1. a mi me gusta el frio, pero solo a veces porque suele fastidiar las cosas o te hace sentir peor..

    ResponderEliminar
  2. A mí el frío me vuelve más pequeña, pero me encanta llevar orejeras, aunque en el Mediterráneo parecen más bien una extravagancia.
    Tienes razón, todo son ciclos, como olas, solo que los ciclos se repiten de vez en cuando.

    Encontré Peter Pan. Anoche, en vez de salir, me quedé leyendo. ¡Por fin!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi lo que me gusta es el calor.
    Los polos opuestos se atraen,ahi esta la gracia :)
    LMS

    ResponderEliminar